Cuando una persona fallece, las personas llamadas a sucederle (herederos o legatarios) tienen dos alternativas: aceptar o repudiar a la herencia o legado.

1. ¿Cómo se acepta o renuncia la herencia?

La aceptación de la herencia es la declaración por la que la persona sucesora expresa su voluntad de suceder. Cabe destacar que la aceptación debe de reunir estos caracteres: 1) debe de ser voluntaria y libre; 2) debe de realizarse teniendo noticia del fallecimiento del testador; 3) debe de ser un acto individual; 4) es un acto personalismo y unilateral; 5) es irrevocable.

Esta puede realizarse de dos modos:
 

1.1. Aceptación pura y simple.

Se aceptan los bienes y las deudas que tenía el difunto. Se puede realizar de dos maneras:

  • Expresa, a través de una declaración de voluntad recogida en documento privado o escritura pública ante Notario.
  • Tácita, se produce cuando se realizan actos que suponen necesariamente la intención de hacer propia la herencia. Destacar que los actos de mera conservación o administración provisional no implican la aceptación, si con ellos no se ha tomado el título o la cualidad de heredero.

1.2. Aceptación a beneficio de inventario.

Cuando existen dudas sobre la solvencia del difunto, es aconsejable optar por este modo. Nuestro Código Civil permite que en aquellas herencias en las que el importe de las deudas pueda ser superior a los bienes a heredar, el heredero no responda con los bienes de su propio patrimonio. Solo responderá de las deudas de la herencia hasta el límite del valor de los bienes que la integran.

La declaración de optar por este modo de aceptación deberá de realizarse ante Notario, ante el agente diplomático o consular si el beneficiario se encuentra en el extranjero, o por escrito ante el Juez correspondiente.

1.3. La renuncia de la herencia.

El Código Civil exige que para la repudiación esta sea expresa y ante Notario en instrumento público. Con la renuncia desaparece la delación del llamado a suceder con la consiguiente nueva delación en favor del siguiente sucesor que corresponda.

Categorías: Sin categoría

Esta web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando las mencionadas cookies y la política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies